Con todo lo vivido desde finales de la semana pasada con el caso de Belén Téllez, he aprendido unas cuantas cosas respecto a lo que es y como funciona el marketing viral en Internet, asi que he pensado que aunque no sea , sería bueno plasmarlas aquí:

1 – El marketing viral no se puede forzar, simplemente surje.
Si se te ocurre una historia y quieres promocionarla viralmente, es muy probable que fracases. Cuando surgió montar el Blog de Belén Tellez, no pensamos nunca en lograr en 5 días más de 35.000 páginas vistas, lo hicimos porque nos parecía una forma de apoyar, pero no medimos la repercusión que podía llegar a tener.

2 – No pidas que hablen del caso, si han de hacerlo lo harán.
No publiques algo y a la media hora envíes un e-mail a todos tus amigos pidiéndoles apoyo. Si va a ser viral, hablarán de ti, sino lo hacen, entonces es que la historia no se va a propagar.

3 – Si te citan, agradécelo y hazlo público.
Una cosa es que no pidas ayuda y otra diferente que seas indeferente a la ayuda que presten sin haberlo pedido. Sé agradecido, dá las gracias y publica un post diciendo quien te ha citado y devuélveles el link.

4 – Siempre hay una chispa que enciende la mecha.
Creo que a veces no es precedible cual será, pero siempre hay algo; alguien que habla del caso; que enciende la mecha y pone en marcha el viral. En este caso, tengo claro que fue el post de Carlos Blanco quien encendió esa mecha. Antonio Ortiz, debió leerlo ahí y se hizo eco en Error500 y … lo demás viene solo.

5 – Ve contando lo que sucede.
Ya ha saltado, ya se han hecho eco los grandes medios de comunicación. Ahora no debes pararte. Continúa contando cosas, anécdotas, el tráfico que recibes, de donde, quien ha publicado cosas, … hay un porcentaje de tráfico no despreciable que vuelve, porque le interesa de verdad lo que cuentas y quiere saber más.

6 – Siempre hay alguien que te falta al respeto. No le hagas ni caso.
Los comentarios en el Blog comienzan llegan cada pocos minutos. Apoyos y también críticas, pero además, siempre, siempre hay algún idiota que te falta al respeto. Si no quieres convertir el Blog en una batalla campal, no entres al trapo, modera los comentarios y ni respondas.

7 – El protagonista es tu historia, no tu.
Si te llaman los medios, no te olvides de que lo importante es tu historia. No caigas en la tentación de ser el protagonista, dejará de tener interés.